lunes, 21 de enero de 2013

Desde octubre

Lo sé... Desde octubre empieza a parecer más el tiempo que llevo sin escribir que el nombre del blog. Intenté retomar el anterior pero me han pasado cosas, que no quiero contar allí y que creo que contando de alguna forma las dejo para una memoria en la que sólo se puede acceder desde el bienestar y la confianza de que sólo es pasado.

Llegué a Londres y aterricé en esa peculiar familia, os conté un poco de ella, creo recordar... que son Judios lo sabéis, no tendría más si no fuera porque además son bastante practicantes con mogollón de normas y prohibiciones (muchas más para ellos pero algunas para mi) la convivencia a veces es dura, está claro que no puedo comer alimentos que vengan del cerdo, pero cuando tu "madre" no compra demasiada cosa y tú estás harta de la pasta y el pollo y ves que no puedes comprar comida porque no es Kosher y no te creas que con no comer animales sirve... no no, no puedes comer ni una sopita, ni un puré, ni unas palomitas... nada que no sea Kosher ... pues empieza a llevarse peor.

Un día de diciembre, justo después de un duro día (nació mi primer sobrino y yo estaba aquí, sola) la niña a la que cuido (una de ellas) me cuenta que su padre (no vive en casa) la toca cuando se la lleva los findes (recordemos que mi familia sólo habla inglés y yo lo hablo mal) los siguientes días fueron jodidos, no sabía qué hacer e intenté comentarlo con la madre, ella me explicó que más gente de su comunidad lo sabía (comunidad Judía) y no le dió ninguna importancia (horrible!!!) dos días más debatiéndome entre mi moral (quería denunciar aquello) y el miedo (consecuencias por la familia, por el entorno, por el país...) (por cierto entre medias, mi cumple) termino por optar hablar de nuevo con la madre y hacerle partícipe de mi idea de denunciar (por suerte en toda esta andadura tuve ayuda) ella me comenta que ya se ha puesto con ello y pese a los comportamientos duros y demás cosas poco a poco se fue normalizando todo (hasta cierto punto), el pasado miércoles la madre me reclama asustando y llorando que el padre (el hijodeputadelpadre) me está buscando ¿Intenciones? ni ella sabe contármelas, sólo que el padre sabe que yo lo sé, y cagada me explica entre llantos que si le veo (no le he visto en mi puta vida) llame a la policía ( en inglés, con mi inglés) diez minutos después tengo que llevar a la niña al colegio, sola por la calle con ella (vamos que si el tío no me reconoce, reconoce a su hija) las siguientes horas supongo que las podeis imaginar, miedo, desolacion, miedo y miedo. Por suerte he conocido a gente maravillosa que me han dado TODO sin pedir nada a cambio, me han ofrecido cobijo (porque tenia miedo volver a la casa) ayuda, y abrazos (los que más necesitaba) tras una semana en casa de una amiga escondiéndome del hijodeputaloco he decidido volver a casa, no tengo dinero, no tengo casa y no puedo aguantar más aquí con esta economía. Por suerte él tiene una orden de alejamiento y no se puede acercar a mi ni a los niños, y yo he declarado en su contra en la comisaria...

¿Quién decía que no viviría experiencias en Londres?

Ahora me espera volver a buscar curro desde España y en cuanto me entere de algo, regresar a Londres.
Espero que entendais mi ausencia desde Octubre...

5 comentarios:

  1. Madre del amor hermoso, menudo panorama, una cosa es vivir aventuras y otra semejante drama de terror...

    No sé qué decirte, solo que lamento que hayas pasado esta experiencia, que hiciste lo que debías, que espero que te vaya bien de vuelta a España y que feliz cumple atrasado :)

    ResponderEliminar
  2. Vaya trago...no es plato de buen gusto pero hiciste lo correcto. Tener moral es importante así que en cierto modo no has perdido el tiempo. Hay una niña que seguro te estará agradecida el resto de su vida.

    Ánimo con todo, aunque tengas que volver seguro que más adelante puedes regresar a Londres y ser feliz de verdad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía,qué mal lo has debido pasar. Ya leí algo (pero no lo entendí) en una de tus últimas entradas en el blog de Pepinillos, pensé que no lo habría entendido bien, pero sí... menos mal que estuviste tú allí para moverte y hacer algo, porque parece que la madre lo veía como muy natural, o eso me ha parecido entender de tus palabras. Y, para colmo, luego va y te amenaza el padre. Qué miedo, qué miedazo, nena, menos mal que has podido venirte y a olvidarlo todo, pero menuda aventura-desventura, para no olvidarla en toda tu vida.
    Bueno, aquí ya puedes disfrutar de tu sobri y relajarte, y ya volverás a irte, pero -seguro, espero- con mejor suerte. Al menos puedes sentirte orgullosa de ti misma y contenta por lo que has hecho, otra tal vez se hubiera asustado y lo hubiera dejado correr, sin ayudar a la niña para nada, pobrecita.
    Un besazo y un "¡olé!" para ti.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, menudo panorama... Pero hace falta mucho valor para hacer lo que has hecho, te admiro! Te mando mucha energía positiva y ánimo, porque estoy segura que volverás con fuerzas renovadas a Londres, cuando sea el momento. Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  5. Madre mía madre mía. Si me pasa a mí, me da algo, eres una valiente. Ánimo y cómprate un spray de pimienta :S

    ResponderEliminar